Existen muchos tipos de placas de cocción, pero hoy en día la inducción es el sistema más rápido y eficaz, sobre todo si no tenéis mucho tiempo para cocinar. Por eso, en este artículo queremos ofreceros algunos consejos para elegir la mejor placa de inducción.

En primer lugar, una sugerencia: a la hora de reformar la cocina, apostad por electrodomésticos que den garantía de calidad y durabilidad, como por ejemplo la marca Neff, una de nuestras firmas de cabecera por diseño, eficiencia y prestaciones.

Si estáis buscando la mejor placa de inducción, desde Rupérez Interiors os hemos preparado una pequeña guía sobre las placas de inducción Neff que podemos instalar en reformas de cocinas, según las necesidades de cada usuario.

Placas de inducción Neff: tecnología para tenerlo todo bajo control

Las placas de inducción Neff son rápidas, seguras y muy fáciles de limpiar: los alimentos derramados no se queman sobre su superficie y sólo hay que pasar un paño húmedo para limpiarlas, están equipadas con bloqueo de seguridad infantil para evitar que la placa se conecte accidentalmente y disponen de dos funciones para incrementar la potencia máxima y para que los alimentos no se quemen: Power Boost y Short Boost.

Además de la variedad de tamaños y diseños, las funciones Touch Control, Twist Pad Light (exclusivo de Neff) y TFT permiten controlar con precisión todas las zonas de cocción.

  •  El sistema Touch Control funciona por contacto del dedo sobre el vidrio y sirve para seleccionar la zona, escoger la temperatura y, como opciones, el tiempo de cocción.
  • El Twist Pad Light es un mando que va imantado con el vidrio y que permite acceder a una electrónica con más opciones: podemos seleccionar la zona, la temperatura y, como opciones, el tiempo de cocción, la alarma acústica de final de cocción y el control de frituras, por ejemplo para que el aceite no se queme y mantenerlo caliente.
  • El sistema TFT es una pantalla táctil que, aparte de todo lo anterior, nos permite importar y exportar recetas de cocina a través del Home Connect (aplicación móvil). Podemos tener la receta del plato en la propia placa y ella nos irá controlando los tiempos de cocción y dando indicaciones para un resultado excelente.

Una de las novedades destacadas de Neff son las nuevas series Flex de inducción Plus, que permiten disponer de más espacio uniendo diferentes zonas. Un sistema muy útil para cocinar diferentes platos al mismo tiempo, ya que se puede poner una olla de mayor tamaño en sentido transversal, dejando más espacio para otros recipientes.

Consejos prácticos para elegir la mejor placa de inducción

Dependiendo del espacio que tengamos en la cocina y de nuestros hábitos al cocinar, tendremos que buscar la placa que mejor se adapte a nuestro ritmo de vida, teniendo en cuenta que los tamaños de las placas convencionales van de 60 a 90 cm, las de las zonas de cocción van de 15 a 32, y las zonas Flex son de 40 x 20.

Por ejemplo, la placa más sencilla sería de 60 cm con tres fuegos (15, 18 y 24), cristal biselado y Touch Control. En cambio, para un usuario al que le guste cocinar arroz sería mejor coger una placa con fuego de 32, y para los usuarios que lo hacen todo a la plancha es recomendable que se cojan zona Flex, donde hay dos accesorios: el grill y el Teppan, ideales para sacar el máximo rendimiento a la zona rectangular.

Si tenéis más espacio, las opciones de 80 y 90 son mejores, porque podéis llegar a tener dos zonas Flex con una zona de 32 cm central, teniendo en cuenta que las zonas Flex se pueden convertir en dos zonas individuales y queda una placa de 5 zonas diferentes.

Y para los clientes que disfrutan cocinando y no pueden prescindir de nada, están las placas de inducción Flex Plus. Se trata de placas de 60 o 80 cm con dos zonas Flex de 40 x 20 a los lados que se complementan con otros inductores en la zona central. Este tipo de placa permite disponer de un diámetro mínimo de 9 cm (cafetera italiana de 2 tazas) y un diámetro máximo de 30 cm.

En cuanto a los acabados del vidrio, el biselado es el más habitual para los que buscan una línea más discreta, pero con el marco Premium conseguiremos una protección extra del vidrio contra golpes.

En definitiva, aunque la inversión inicial de una placa de inducción puede ser más elevada que una vitrocerámica, se amortiza en poco tiempo gracias al ahorro en consumo energético y la gran durabilidad de este electrodoméstico. ¡Cocinar así es mucho más sencillo!

 

Si necesitáis que os asesoramos, podéis contactar con nosotros

Contactar