Electrodomésticos en la cocina: ¿camuflados o visibles?

Los electrodomésticos en la cocina: ¿camuflados o visibles? Seguro que si estáis pensando en reformar la cocina os habéis preguntado qué es mejor, que estén a la vista u ocultos. No hay una opción acertada o equivocada, como siempre decimos, cada casa es un mundo y la cocina debe adaptarse al estilo de vida, gustos o preferencias estéticas del cliente.

A la hora de elegir los grandes electrodomésticos para la cocina hay que plantearse cuestiones tanto prácticas como estéticas: el tamaño, el color, las funciones… pero una de las primeras cosas que hay que preguntarse es: ¿cómo coloco los electrodomésticos en la cocina?

En este sentido, existen dos opciones, en función del diseño y tipo de instalación:

  • electrodomésticos integrados
  • electrodomésticos de libre instalación

Cómo colocar los electrodomésticos en la cocina

Para responder a esta cuestión, a continuación intentaremos explicaros las dos opciones para que podáis decidir cuál os conviene más.

Electrodomésticos integrados

Son los empotrables, los que se integran en el resto del mobiliario, quedan ocultos o muy camuflados en columnas o entre los muebles de la cocina para dar un aspecto uniforme y minimalista.

Sus principales ventajas son la estética y la netedad: como los electrodomésticos quedan completamente encajados no se acumula suciedad entre el mueble y el electrodoméstico.

Esta clase de electrodomésticos se suelen utilizar en cocinas abiertas al comedor para crear una decoración homogénea, armónica y diáfana, evitando elementos que distorsionen la visión.

La nevera, por ejemplo, puede quedar oculta detrás de una puerta que parezca una despensa o un armario más. La campana extractora puede integrarse en un módulo alto, esconderse en el techo o ocultarse en la misma placa de cocción.

El horno y el microondas se pueden empotrar en una práctica columna, esconderlos en un armario o bien optar por modelos con frontales del mismo color que el mobiliario.

Electrodomésticos de libre instalación

Son los de toda la vida, los que están totalmente a la vista, no se esconden entre el mobiliario y se instalan en el lugar más práctico para usarlos. Los clásicos modelos en color blanco son los más económicos, pero también podréis encontrar diseños que encajan con la estética de la cocina. Actualmente las mejores marcas de electrodomésticos se esfuerzan en fabricar modelos decorativos y funcionales a la vez: acabados en acero inoxidable, en negro, en vidrio… o incluso de estética retro con colores llamativos.

El principal inconveniente es que entre el electrodoméstico y los muebles quedan espacios por donde entra suciedad que son difíciles de limpiar. Otra desventaja es que los electrodomésticos se encuentran a la vista de todos y se pierde la estética y simetría que ofrecen los integrables.

En definitiva, el efecto camuflaje es una tendencia cada vez más de moda en nuestro país, sobre todo en cocinas abiertas al comedor o en cocinas de estilo minimalista, que ayudan a esconder los espacios típicamente más caóticos de una casa. Pero si después de este artículo todavía no tenéis claro cómo colocar los electrodomésticos en la cocina, en Rupérez Interiors estaremos encantados de asesoraros.

Contactar